Agrupación Santo Rosario

La Virgen María

  Inicio > Sobre la Virgen María > Los dones y actitud de la Virgen María

 

Inicio

 

Quién es la Virgen María

 

Textos bíblicos con referencias marianas

 

El culto a la Virgen María

 

Los dones y actitud de la Virgen María

 

Oraciones a la Virgen María

 

Documentos de la Iglesia Católica sobre la Virgen María

 

Inicio

 

LOS DONES Y ACTITUD DE LA VIRGEN MARIA.-


La Virgen María, maestra de vida espiritual, hace de su propia vida una ofrenda a Dios y nos ofrece a su Hijo. Dios Padre la eligió y la dotó con dones del Espíritu Santo, dotó a María de la fe, la esperanza y la plenitud de gracia que animaron a María a no desfallecer en los momentos de gran sufrimiento. Por esa misteriosa relación entre el Espíritu Santo y la Santísima Virgen María se atribuye la santidad de María a la acción del Espíritu Santo, que habla por boca de María en el maravilloso canto profético del magníficat (Lc 1, 46-56).

María acompaña y nos da a su Hijo en la obra de la redención hasta el final junto a la Cruz cuando Jesús se ofrece como víctima en el Calvario. Ya hizo referencia Simeón, en la presentación de Jesús en el Templo, a la unión del Hijo, el Mesías, con la Madre a quien la espada habría de traspasar el alma, por esto es también modelo de caridad.

La Virgen, que por su fe y obediencia engendra al Hijo de Dios cubierta por la sombra del Espíritu Santo, se convierte así en Madre de la Iglesia, y así fue proclamada en el Concilio Vaticano II.

También, María es una Virgen orante. Recordemos el magníficat o cuando estaba junto a los apóstoles orando la noche de Pentecostés.

Y, por supuesto, María es una Virgen oyente de la palabra de Dios, a la que acoge con fe.

Estas actitudes de escucha, oración, maternidad y ofrecimiento, son el espejo donde han de mirarse las iglesias cristianas, cuyos fieles, con devoción, le rinden culto.

 


Compartir