La Virgen María

La Virgen María

  Inicio > Sobre la Virgen María > El culto a la Virgen María

 

Inicio

 

Quién es la Virgen María

 

Textos bíblicos con referencias marianas

 

El culto a la Virgen María

 

Los dones y actitud de la Virgen María

 

Oraciones a la Virgen María

 

Documentos de la Iglesia Católica sobre la Virgen María

 

Inicio

 

EL CULTO A LA VIRGEN MARIA.-

La actitud de los cristianos hacia María se traduce en diferentes formas de culto, mediante un amor ardiente y un cariño especial hacia María al considerarla como madre nuestra por ser Madre de la Iglesia; mediante veneración al considerar su singular dignidad por obra del Espíritu de Dios; mediante una gran admiración al ser María la imagen pura y todo lo que la Iglesia desea ser. Así, el culto a la Virgen María no puede quedar al margen de la espiritualidad cristiana ya que su conducta puede y debe ser tomada como espejo de las esperanzas de los cristianos y de la humanidad, pues Ella acogió la palabra de Dios, la puso en práctica con humildad, caridad y espíritu de servicio.

Desde el Génesis hasta el Apocalipsis existen indudables referencias a la Madre del Salvador. La espiritualidad cristiana tiende a dar una dimensión bíblica a toda forma de culto, y el culto a la Virgen no queda al margen de esta tendencia.

La Virgen ha sido siempre propuesta por al Iglesia como modelo a imitar, no ya por el tipo de vida que llevó, sino porque acogió la Palabra de Dios y la puso en práctica, porque siendo la primera discípula de Cristo así lo demostró con su conducta de constante servicio y caridad.

La devoción mariana se refleja también en el anhelo por el restablecimiento de la unidad de los cristianos. Los fieles de la Iglesia Católica se unen a los de la Iglesia Ortodoxa en su devoción a la Virgen a la que veneran con un profundo amor. También se unen a los anglicanos y a los hermanos de las iglesias Reformadas que destacan la importancia de la Virgen en la vida de los cristianos. Así, muchos cristianos, piden frecuentemente a María que interceda ante su Hijo por la unión de todos los bautizados en un solo pueblo de Dios. Curiosamente en el Corán se habla también de la Virgen María y hay musulmanes que la veneran y visitan sus Santuarios.

Hay un acompañamiento y unión íntima de María con su Hijo desde la anunciación hasta la muerte y resurrección de Jesús, no solamente como madre, sino como partícipe y seguidora en el mensaje de salvación de Jesús a la humanidad. Por esto el culto de los cristianos dirigido al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, se extiende en cierta forma a la Madre de Dios que ha sufrido con Cristo y que con Él ha sido glorificada.

 


Compartir