Agrupación Santo Rosario

El Santo Rosario

  Inicio > El Santo Rosario

 

Inicio

Programa audiovisual del Santo Rosario

Los 20 Misterios del Santo Rosario

Bases bíblicas del Santo Rosario

Cómo rezar el Santo Rosario

Las apariciones de la Virgen y el Sto. Rosario

Los papas y el Santo Rosario

Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae

Indulgencias concedidas al Santo Rosario

Promesas de la Virgen María sobre el Sto. Rosario

Beneficios al rezar el Santo Rosario

Enlaces a páginas sobre el Santo Rosario

Inicio

 

La oración del Santo Rosario es la devoción mariana más popular. El Santo Rosario ha sido llamado "el Evangelio de los pobres" por la síntesis evangélica de sus misterios. Los que quieren a la Virgen rezan a menudo el Santo Rosario, que consiste en recorrer los momentos más importantes de la vida de Jesús acompañados de la Virgen María, Madre del Redentor,  desde el "sí" de la Anunciación hasta su Coronación como Reina de cielos y tierra, recordando, en la Letanía, los dones que Dios le ha dado como Madre de todas las criaturas.

A comienzos del siglo XII en los monasterios empezó a rezarse, por analogía con el salterio compuesto de 150 salmos, el salterio mariano formado por 3 grupos de 50 Avemarías, denominándose a cada uno de estos grupos Rosario. En el siglo XIV se divide el salterio mariano en 15 decenas intercaladas por el rezo del Padrenuestro. Se difunde la leyenda de que Santo Domingo de Guzmán había instituido el Rosario. En el siglo XV se introduce la meditación de los misterios a la recitación de las Avemarías, reduciéndose a 50 Avemarías. En el siglo XVI el papa Pio VI, en la bula Consueverunt Romani Pontifices, establece la forma del Rosario que ha llegado hasta nuestros días. En España, el jesuita Arias en el S. XVII, hace mención a la jaculatoria final y el gloria por su relación lógica con la recitación de los salmos, y más tarde comienzan a añadirse al Rosario las letanías lauretanas, conformándose así el Rosario que conocemos actualmente, que consta de 20 misterios (5 de estos misterios, los luminosos, fueron añadidos por el Papa Juan Pablo II en el año 2002) y la letanía a la Santísima Virgen. En cada misterio se rezan un Padrenuestro y 10 veces el Avemaría, por lo que es una oración repetitiva y rítmica que nos hace centrarnos y meditar sobre el Evangelio. Muchas veces, para rezarlo, se utiliza una cadena de cuentas (bolitas) que nos permite seguir el desarrollo de la oración. El desgranar las cuentas del Rosario tiene además un gran valor psicológico.

Descarga de aqui el programa Santo Rosario

Descarga de aqui el Santo Rosario en MP3


Compartir