Agrupación Santo Rosario

Directorio

 Inicio > Oraciones del cristiano > Oraciones católicas de siempre > La Salve

 

Inicio

Mapa del sitio

Presentación

Jesucristo

La Virgen María

El Santo Rosario

El Santo Via Crucis

Grupo Santo Rosario

Grupo Catolices

Grupo Virgen Maria

Programa Santo Rosario

Crear CD del S. Rosario

Chat del Grupo

Sala de oración

Oraciones del cristiano

Blog de la Agrupación

El Evangelio de hoy

Buscar en la Biblia

Buscar en el Catecismo

Software y utilidades

Enlaces a sitios católicos

Noticias recientes

Noticias y eventos

Arte religioso

Música religiosa

Documentos y artículos

El Santo del día

Contacta con nosotros

Búsquedas

Archivos del sitio

 

La Salve

La Salve es una oración de súplica a la Santísima Virgen, para que interceda por nosotros, sus hijos, ante nuestro Señor.

 

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, 

vida, dulzura y esperanza nuestra; 

Dios te salve. 

A Tí llamamos los desterrados hijos de Eva; 

a Tí suspiramos, gimiendo y llorando, 

en este valle de lágrimas. 

Ea, pues, Señora, abogada nuestra, 

vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; 

y después de este destierro muéstranos a Jesús, 

fruto bendito de tu vientre. 

¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!. 

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, 

para que seamos dignos de alcanzar 

las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

 

Salve Regina:

 

Salve, Regina, mater misericordiae;

vita dulcendo et spes nostra, salve.

Ad te clamamus, exules, filii Evae.

Ad te suspiramus, gementes et flentes in

hac lacrimarum valle.

Eia ergo advocata nostra,

illos tuos misericordes oculos ad nos converte.

Et Iesum, benedictus fructus ventris tui,

nobis post hoc exsilium ostende.

O clemens, O pía, o dulcis Virgo María.


Enlace sobre oraciones a la Virgen María


Compartir